quinta-feira, 23 de abril de 2009

MEMORIAS DE LA HERMANA LUCÍA

http://imagecache.allposters.com/images/pic/MEPOD/10028487-FB%7EThe-Three-Children-Jacinta-Francisco-and-Lucia-Who-Saw-the-Vision-of-Fatima-in-Portugal-Posters.jpg - Secretariado dos Pastorinhos. Fátima ( Portugal ) Heme aquí con algo traído directamente de mi viaje a Portugal. Aún quedan en mi retina Lisboa, Alcobaça, Batalha, Óbidos, Fátima, Sintra, Cascais, Estoril...¿ Cómo olvidarlo ? Estando en Fátima, después de orar en la Capelinha, y a pesar de la infamia modernista antiartística que han hecho en frente, me quedé sólo, abstraído, paseando en una tarde fría y nublada, donde el tono de la piedra dulcemente grisácea invadía mi alma. No es cierto que cuando uno va a Fátima sienta algo " mágico ". No, no es " magia " lo que se siente allí. Dejemos la magia para los charlatantes de la televisión. Lo que se siente en Fátima es lo sobrenatural, la realidad de la esencia del Espíritu Santo esparcida. Allí, sintiendo vivamente a força dos pastorinhos, entré en las tiendas y me compré esta obra a buen precio. Querría habérmela comprado en portugués, pero para que la pudiera leer mi familia, mejor la compré en español. El libro me ha ayudado a recordar minha lusa viagem. Sabía muy poco realmente de Fátima. El amigo Rafael Castela Santos siempre me insistió bastante en el tema. Fátima ha supuesto un hito en la Catolicidad. La aparición de Nuestra Señora a los pastorcitos, en un momento clave para la humanidad, con un futuro muy negro....Y aparte, como reitero, apenas sabía nada de los Sagrados Secretos. Nuestra Señora del Rosario se apareció en los lindes de Cova de Íria con un mensaje de esperanza. A veces, pareciera que relacionáramos necesariamente la esjatología con la hecatombe, y no es así. En Fátima se volvió a demostrar el inmenso Amor de Dios hacia su Creación, el valor que da el Todopoderoso a la libertad, y se volvió a repetir, como en Trento, que los hombres pueden salvarse. Nuestra Señora del Rosario en Fátima nos marcó una bellísima directriz a través de su Inmaculado Corazón. Y es aquí donde la Hermana Lucía, todo un inmaculado ejemplo de Cristiandad en nuestros tiempos, a través de su entrañable redacción, plasmada con una memoria portentosa y una dicharachera viveza nos ilustra directamente sobre lo que ella vivió. No en vano, por algo Dios Nuestro Señor y Su Santísima Madre la escogieron a ella como escogieron a sus primos. El libro me ha hecho replantearme algunas dudas sobre lo que sabemos o dejamos de saber de los Secretos, o incluso lo que en más de una ocasión se nos ha vendido como " oficial ". No obstante, existe una explicación teológica formidable de J. Ratzinger, que cuando se publicó la obra era Cardenal, y hoy, como Bendición de Dios, es el Papa de Roma. No les voy a contar nada de los Secretos de Fátima que ustedes ya no sepan; y supongo que esto es propio de un ignorante sin remedio como el que les habla. En las manos de la Santa Iglesia, como humilde servidor que de Ella soy, lo dejo, por supuesto. Fátima supone un testimonio sobrecogedor, ayudando a comprender la grandeza de Dios; clarificador a través del espacio y del tiempo, nutritivo para el alma, reflexivo para nuestro mundo moderno. No es eso de los " júbilos terribles " que hablara Borges y que tan acertadamente criticara Castellani. No, es la Luz del Señor, a través del Sagrado Corazón de Jesús y del Inmaculado Corazón de Su Madre. Fátima es una señal, una gran señal. En una gran nación católica como nuestra hermana y vecina Portugal, donde quedó la promesa de la conservación de la Doctrina de la Fe; como nosotros, los españoles, tenemos la promesa reinante del Sacro Corazón de Jesucristo. Ello, ante la visión del infierno, la importancia de la oración, las ofensas a Dios repetidas por todo el mundo, la consagración de Rusia al Inmaculado Corazón de María.... Sólo puedo decirles que recomiendo vivamente que lean de puño y letra el testimonio de esta insigne monjita, mujer de Dios y María que vivió y murió por y para la Santísima Trinidad. De mientras, yo sigo abstraído, recordando mis solitarios paseos por la noche portuguesa, embelesado en el gris de la capelinha frente a la noche misteriosa y acogedora, después de cariocas de café y pasteles inimitables, cruzando esos mosaicos que forman las calles lusas, recordando el frío de la cercana sierra y visualizando y comprendiendo la importancia de la oración, del rosario; la importancia de Portugal, de la Virgen, de Dios. Y por más que intente expresar con palabras, acho inutéis as palavras, quando o silêncio é melhor....O santo silêncio.....E a palavra é de prata, mas o silêncio de ouro.... Una lectura más que recomendable, para el pasado, el presente y el futuro. http://1.bp.blogspot.com/_FSabeFaSTBk/R9NETR2e3rI/AAAAAAAAAhA/0pfQUtfmB3Q/s400/santuario-de-fatima.jpghttp://img174.imageshack.us/img174/9178/fatimaxy5.jpg Y ahora, haciendo caso a un buen amigo de una vez, voy a por Tolkien. Ya les contaré....

Sem comentários:

Enviar um comentário

Deixe o seu Comentário